Lunes, 11 Diciembre 2017 19:05

Nacimiento de Maximo

Esa mañana desperté y me vestí, tenía cita de seguimiento con el ginecólogo, al verme al espejo note que llevaba pues la misma ropa que el día del nacimiento de mi primogénito, sonreí pero decidí cambiarme de ropa, pensando que tal vez era un presagio pues llevaba tres días con suaves contracciones, que iban y venían pero no lograban progresar.

Desde el principio de mi embarazo supe (programe mentalmente) que tendría un parto rápido y de menor tiempo de gestación que con mi hijo mayor, quien nació a la semana 41; el ginecólogo desde la semana 34 observo que el pequeño ya estaba “en posición”, encajado y la bolsa un poco tensa. Así que de cierto modo pensamos que se podía adelantar, llegar a la semana 39 había sido una sorpresa.  Y efectivamente, en consulta el médico confirmo que en cualquier momento se desencadenaría el parto. Salí con sonrisa de oreja a oreja, feliz de que fuese a llegar el día tan esperado. 

Avise a todos en casa, y se mostraron incrédulos por la tranquilidad con la que llevaba las esporádicas contracciones. Trascurrió el día y seguimos todos la actividad normal, intentaba estar pendiente del progreso, pero esta vez fue difícil llevar el conteo exacto de contracciones; tal vez estaba más relajada aunque sabía que ya había llegado el momento.  Ya entrada la noche seguía el mismo ritmo, realice mis ejercicios con pelota, un poco de visualización y meditación, así como el uso de mis grandes aliados un cojín de semillas caliente y aromaterapia.  Avise a todos el equipo que estuvieran prevenidos y me dispuse a descansar.

 A las 5 de la mañana me despertó una contracción intensa, fui al baño y pude notar que tenía perdida de líquido, desperté a mi esposo y le pedí que llenara la tina. Avise a la doula y partera. Puse mi selección de música, calenté agua para mi te, me metí a bañar unos minutos, y ahí tuve mi un momento conmigo misma, después  abrazada a mi pelota me concentraba pensando en todas las afirmaciones de parto, las repetía sin parar: “esto no puede ser más fuerte que yo, porque viene de mí, cada contracciones es una menos, ya pasará”.

Las sabias manos de mi madre me daban masajes en la cadera y espalda a cada contracción, que ya podía sentir cada vez más intensas. Comencé a vocalizar, pero prácticamente me encontraba gimiendo, dejándome llevar, fluyendo con el sonido y la respiración. Llego mi doula, respiramos juntas, ella me ayudo a enfocarme y no perder esa concentración. Me sentía enajenada de lo que pasaba a mí alrededor, tenía movimiento libre, todos los presentes se limitaban a su papel, estaban presentes respetando mi autonomía.  Decidí cambiarme a la hamaca, acomodarme vertical  y descansada, ahí instintivamente sentí la necesidad de pujar, ya con el líquido también se observaba sangre.

No había pasado mucho tiempo y quise entrar al agua, aun la tina no estaba ni a medio llenar, sin embargo mi doula me echaba agua caliente sobre la panza y espalda, fue una analgesia casi instantánea. Calculo que pasaron dos contracciones y súbitamente me cambie de posición, me puse en cuatro puntos, voltee y exclame: -“el bebé está coronando”, y ante mi propia incredulidad, con mi mano derecha toque su cabeza que prácticamente ya se encontraba afuera, respiré y espere paciente a la siguiente contracción, bruscamente mi esposo entro también al agua para recibir al bebé. Ahí estaba, tan rápido, tan increíble lo tomamos entre los dos y lo puse en mi pecho. Pasamos al cuarto, todos emocionados,  la cara de asombro del hermano mayor al conocerlo, las abuelas emotivas y felices, mi esposo tranquilo y asimilando lo rápido que fue.

 El cordón se cortó hasta después de que expulse la placenta,  aproximadamente dos horas después de nacer es que el pediatra realizó los chequeos y mediciones pertinentes al bebé. Iniciamos la lactancia sin mayor dificultad. Por fin  mi niño estaba ahí, y yo feliz, cansada pero feliz, rodeada de gente que nos procura y nos ama, la oxitocina en el aire. Los dos felices y saludables.

 

Mi objetivo en la labor de parto se logró, me siento satisfecha de haber podido encarar el dolor, disfrutar de ese tiempo, sin que nadie me perturbara, y mucho menos me dirigiera. Sentirme verdadermente capaz y diseñada para logarlo, conectada con mi bebé y mi cuerpo. Encontrar al equipo que me permitiera tener seguridad y apoyo, y sobre todo respetase nuestras decisiones fue la base para estar tranquilos y seguros durante todo el proceso.

No quiero convencer a nadie que el parto en casa es la mejor opción, pero sí ser un referente de que parir es tan seguro, que incluso lo puedes hacer en tu propia casa. Solo re requiere la guía (médica y holística) y preparación adecuada, pero sobre todo echar fuera todo miedo, estando convencida que para ti es la mejor opción.

No podemos decir que todo salió tal como proyectamos, (un parto normal, por muy planeado nunca podrá ser controlado, pues es un proceso fisiológico que no sabremos como resultará, hasta que se va desarrollando), pero estamos satisfechos, felices que todo haya salido mejor de lo esperado. Cuando nos embarcamos en la idea de parir en casa, lo hicimos pensando en el bienestar de nuestros hijos, tanto del recién nacido como de mi hijo mayor, con quien a pesar de haber tenido un maravilloso parto en agua en hospital, quisimos ahora optar por la intimidad de nuestra casa, pues nuestra prioridad era estar juntos como familia y no ser separados ni un solo segundo. Mi sueño se había convertido en realidad, se cumplió mi deseo y respetaron nuestras decisiones en todo el proceso. 

Publicado en Blog
Viernes, 12 Agosto 2016 20:07

Asistentes de partería cualificados

Asistentes de partería cualificados.

En los países en desarrollo, aproximadamente un 40% de los partos tienen lugar en el domicilio, en ausencia de un asistente de partería cualificado.(1) El Departamento para Reducir los Riesgos del Embarazo (MPS) promueve la "atención especializada a todos los partos" con el fin de reducir las 536 000 muertes maternas (2) y los 3,7 millones de muertes de recién nacidos (3) que se producen cada año. La comunidad mundial sigue atentamente la proporción de partos atendidos por personal cualificado como indicador de los progresos hacia la consecución del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) 5, consistente en mejorar la salud materna.http://www.who.int/entity/maternal_child_adolescent/topics/sba1.jpg

                                                        

Mapa mundial que muestra a los países en vías de desarrollo en color naranja, según el Fondo Monetario Internacional.

(1) Proportion of births attended by a skilled health worker – 2008 updates. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas, 2008. 

(2) Maternal mortality in 2005. Estimates developed by WHO, UNICEF, UNFPA and The World Bank. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2007. 

(3) Neonatal and perinatal mortality. Country, regional and global estimates 2004. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2007.

 

¿Qué es un asistente de partería cualificado?.

(3')

El "partero acreditado" es el prototipo de asistente de partería cualificado, puesto que entre sus competencias básicas se encuentran las aptitudes mínimas para atender un embarazo y un parto normales. El enfermero-partero y el médico también son asistentes de partería cualificados, aunque menos costo eficaces. El partero tradicional, que carece de formación oficial, no se ajusta a la definición de asistente de partería cualificado.(4, 5)

En 2004, la OMS definió el asistente de partería cualificado como un profesional sanitario acreditado (partero, médico o enfermero) que ha recibido una formación teórica y práctica que lo capacita para atender los embarazos, partos y puerperios normales (no complicados) y para identificar, tratar y derivar las complicaciones maternas y neonatales.(4)

(4) Making pregnancy safer: the critical role of the skilled attendant. A joint statement by WHO, ICM and FIGO. Ginebra, OrganizaciónMundial de la Salud, 2004. 

 

(5) Informe sobre la salud en el mundo 2005 - ¡Cada madre y cada niño contarán! Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2005, p. 65-67.

 

¿Qué atención materno infantil presta el asistente de partería cualificado?

http://www.who.int/entity/maternal_child_adolescent/topics/sba2.jpg

El asistente de partería cualificado puede prestar asistencia materna y neonatal de primer nivel en el domicilio del paciente o en un centro sanitario, siempre que no se produzcan complicaciones graves durante el embarazo, el parto o el puerperio. En caso de que surjan complicaciones que no pueda tratar, tiene la posibilidad de remitir al paciente a un hospital donde se le preste la asistencia necesaria.(5)

El asistente de partería cualificado puede ofrecer educación sanitaria a la embarazada, preparar planes para el parto y monitorizarlo, examinar al recién nacido, ayudar en el inicio de la lactancia, etc. Puede prevenir las complicaciones y detectarlas, y derivar a las embarazadas y recién nacidos para que reciban la asistencia necesaria. Por ejemplo, puede tratar la anemia antes de que ponga en peligro la vida de la embarazada o prevenir las hemorragias graves puerperales mediante un tratamiento activo de la fase de expulsión de la placenta. En caso de que surjan complicaciones como el parto obstruido, puede derivar a la paciente para que se le haga una cesárea. Por consiguiente, el asistente de partería cualificado reduce el riesgo de muerte materna y neonatal.

(5) Informe sobre la salud en el mundo 2005 - ¡Cada madre y cada niño contarán! Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2005, p. 65-67.            Fotografía tomada por Luis Morales Machado

Cuántos partos son atendidos por asistentes de partería cualificados

http://www.who.int/entity/maternal_child_adolescent/topics/sba3.jpg

En 2007, el 37% de los partos no fueron atendidos por asistentes de partería cualificados. Eso significa que unos 50 millones de partos a domicilio no contaron con dicha asistencia. Aunque la cobertura superó el 99% en los países desarrollados, fue inferior al 60% en los países en desarrollo, y en África Oriental fue tan sólo del 34%.(6)

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas acordó la meta mundial de lograr una cobertura del 80% para 2005, y del 90% para 2015.(7) Aunque la proporción de partos atendidos por asistentes de partería cualificados ha aumentado continuamente desde el 47% existente en 1990,(8) hay que acelerar los progresos. Las zonas que están más lejos de alcanzar las metas fijadas son el África Subsahariana, el Asia Meridional y el Caribe.

(6) Proportion of births attended by a skilled health worker – 2007 updates. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas, 2007.
(7) Naciones Unidas, Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo 1999 (ICPD+5).
(8) The Millennium Development Gaols report 2007. Statistical annex. Nueva York, Naciones Unidas, 2007.

Qué impacto tiene la asistencia de partería cualificada en la mortalidad materna

Hay pruebas históricas y observacionales de que la asistencia especializada al parto reduce el riesgo de muerte materna. Los países industrializados redujeron a la mitad sus razones de mortalidad materna (RMM) a principios del siglo XX gracias a la atención del parto por matronas profesionales. Con la mejora del acceso a los hospitales tras la II Guerra Mundial, las muertes maternas disminuyeron hasta los bajos niveles actuales. En Sri Lanka, Malasia y Tailandia, la RMM han disminuido a la mitad en 10 años gracias a un aumento del número de matronas en los años cincuenta y sesenta. En otros 15 años, Tailandia redujo su RMM de 200 a 50 por 100 000 nacidos vivos gracias a un nuevo aumento del número de matronas y a la ampliación de la capacidad de los hospitales distritales. Entre 1983 y 2000, la proporción de partos atendidos por asistentes de partería cualificados se multiplicó por dos, y la RMM disminuyó en un 50%.(9)

Estos ejemplos muestran que son necesarias inversiones sostenidas a largo plazo para reducir la mortalidad materna. No hay "soluciones rápidas".

(9) Informe sobre la salud en el mundo 2005 - ¡Cada madre y cada niño contarán! Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2005, p. 65-67.

Cómo aumentar la cobertura

El número actual de asistentes de partería cualificados es claramente insuficiente. Se calcula que en el mundo hacen falta 4,3 millones más de trabajadores sanitarios.(10) Según el número de matronas existente en 2005, se calcula que para asegurar la cobertura universal hacen falta otras 330 000 más.(11)

http://www.who.int/entity/maternal_child_adolescent/topics/sba5.jpg

Teniendo en cuenta la escasez mundial de personal sanitario, es necesario emplear los recursos humanos existentes de forma más eficiente y contratar a nuevos profesionales. Además, hay que obtener más recursos para contratar, formar y retener a más personal con formación en partería. Esto significa también que hay que dar a estos trabajadores más incentivos, tales como escalas salariales satisfactorias, mejora de su estatus y respetabilidad dentro del sistema de salud, y oportunidades de promoción profesional. Sin embargo, los programas de formación para las parteras tradicionales no han logrado en el pasado una reducción de la mortalidad materna. La breve duración de los periodos de formación ha sido insuficiente para que personas sin otra cualificación adquieran las aptitudes de pensamiento crítico y toma de decisiones necesarias en la práctica clínica.

Además de aumentar la prestación de servicios, también es necesario fomentar la búsqueda de atención por parte de las embarazadas.

(10) Informe sobre la salud en el mundo 2006. Colaboremos por la salud. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2006.
(11) Informe sobre la salud en el mundo 2005 - ¡Cada madre y cada niño contarán! Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2005,, p. 96.

Qué hace MPS para aumentar la asistencia especializada al parto

El Departamento MPS fomenta la atención especializada a todos los partos y procura crear la capacidad necesaria para ello ofreciendo directrices basadas en datos probatorios y cursos de formación. MPS produce módulos educativos para la formación de parteras y ha preparado materiales de fortalecimiento de su labor. El personal destinado en las oficinas regionales de la OMS también ofrece cursos de formación de instructores en partería.

Fuente: http://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/maternal/skilled_birth/es/

Publicado en Blog
Viernes, 24 Junio 2016 17:12

Mi Parto en Casa

Yo sé que muchos me dijeron loca.. Pero quiero compartirles esta magnífica experiencia que viví.. Un parto respetado en agua en casa junto a las personas que más amo! Siempre fue mi sueño después de vivir mi primer parto y se me cumplió estoy muy feliz de haberme realizado y le doy las gracias infinitas a todos los que estuvieron ahí junto a mi en especial a mi esposo que fue mi pilar mas fuerte y me apoyo durante todo y siempre..
 
Un embarazo monitoreado y sano puede parir en casa sin problemas con todos los cuidados adecuados..
 
Mi trabajo de parto comenzó a la 1pm del 22 de octubre 2015 sin saber que ya era hora ya que apenas tenia unos coliquitos, había pasado el tapón durante la noche así que algo me decía que mi princesa llegaba ese día.. Almorcé tranquila unos papadzules junto a mi esposo y mi hijo y me fui rumbo al hospital a mi cita de rutina con mi ginecólogo que era a las 3. Llegando al hospital comencé a sentir dolores mas fuertes así que comenzamos a contar entre contracciones.. Eran cada 3 minutos.. Mi hermana y mi esposo me acompañaban. Hasta que me atendieron y me valoraron descubrimos q ya estaba en 5 casi 6 de dilatación.. Salimos corriendo y felices! Llenen la piscina! Llamen al pediatra y a la ambulancia! Todo fue a prisas pero emocionante.. Fuimos a mi casa llegamos 4:15pm. Ahí fue cuando todo lo difícil comenzó las contracciones fuertes y dolorosas.. Pero tenia junto a mi a mis hermanas Ale y Martha que me ayudaban a sobrellevarlo mientras mi esposo y mi mamá llenaban la piscina.. Unos minutos después llego mi doula.. Ya entrábamos en lo más difícil así que me ayudó con unos masajes mientras Roberto mi esposo me recordaba que estaba hecha para esto y que si podía.. escuchamos su corazón y fue lo que me hizo recordar que estábamos trabajando juntas en esto.. ya estaba ansiosa por conocerla! a pesar del dolor intenso que cada vez iba en aumento. Vocalice y respiré.. No olvido que dije: Emma va a nacer ahora! Necesito entrar a la piscina! Y fuimos de volada, aun no se había calentado del todo pero entre, fue ahí cuando sentí mi alma quebrarse en dos y pensar que tal vez no lo lograría pero mi esposo y mi hermana me daban la mano siempre recordándome que ya estaba cerca y lo bien que lo estaba haciendo así que habrán pasado apenas unos minutos cuando comencé a pujar porque emma ya quería salir.. No niego que tenia un poco de miedo al dolor.. Pero junto a las personas que necesitaba lo logre! Y Emma nació a las 5:35pm del 22 de octubre 2015!! Llegando al mundo en un entorno lleno de amor y felicidad!! como siempre deseé!! No podía creerlo, la tenía en mis brazos y yo lo había hecho!! Esperamos un minuto y nos fuimos a mi cuarto aún conectadas por el cordón, comenzamos la lactancia mientras llegaba el pediatra y mi Roberto cortó el cordón para después hacerle una pequeña valoración junto a mi, 49cm y 3.350kg de vida!! Listas para continuar con la lactancia felices piel con piel. Gracias vida por esta experiencia!! Mujeres confíen en ustedes!! Somos mamíferos podemos parir!!
 
FOTOGRAFIA: Luis Morales Machado​
PEDIATRA: Luis Basso 
GINECÓLOGO: Gonzalo Cardenas  
Publicado en Blog

Artículos para Bebés

Fiestas Infantiles

Fotografía y Vídeo

Medicos

Guarderías y Escuelas

Facebook

 
 

Facebook Lactemos

Youtube