Martes, 19 Enero 2016 01:54

EMBARAZADA A LOS 19 Destacado

Publicado por 
Valora este artículo
(3 votos)
EMBARAZADA A LOS 19 Foto por Luis Morales Machado

Creo que no muchas me entenderán, aunque conozco muchas como yo. Hace 6 años y medio yo tenía 19 años, empezando la carrera, con muchos sueños e ideas por cumplir. Justo llega el retraso de una semana, nerviosa sin saber qué hacer, sin dinero para la prueba mágica. Una amiga me compró la prueba, luego de 2 vasos de agua me fui rumbo al baño de su casa con el miedo en la garganta, ¿Qué pasará?, pensando lo que cualquier adolescente “no lo vuelvo a hacer”. Haces pipí en una barrita blanca y te sientas a contar tus 5 minutos, cuando tu amiga en menos de 2 minutos te dice: “es positiva”, ¿y yo? Mi primera reacción fue decir “esperemos los 5 minutos creo que se borra la segunda línea”, no, era un positivo.

Justo mi cabeza comenzó a dar vueltas, mi relación de 6 años con mi único novio de toda la vida era una porquería y había terminado justo dos semanas antes, ¿Qué dirán mis papás?, ¿Los decepcione?, ¿Mis estudios?, Mi trabajo en una rentadora de películas no me alcanzará para mantenerlo, ¿Madre soltera yo?, ¿Cómo le voy a hacer sola?.. Esas y muchas más inundaron mis pensamientos y entre las últimas. ¿Las pruebas caseras no son 100% efectivas verdad?

Llamé de volada a mi hermana para que me llevara con un ginecólogo, tenía que verlo. Llegando rayando 9:30pm, doctor por favor no se vaya tengo que saber si es verdad. Y ahí recostada sobre esa cama fría, lo vi, ahí estaba, un pequeño puntito de 5mm que el doctor llamó “tu cría”. Mis lágrimas salieron sin poder evitarlo, lo ame en ese instante que lo vi, mi cuerpo estaba creando vida.

No negaré lo difícil que es ser madre soltera a los 19 años. Las parejas embarazadas y felices llenas de amor aparecen como por arte de magia y se cruzaban en mi camino recordándome que yo estaba sola, pero no, sola nunca más, mi pedacito de cielo comenzaba a hacerse presente y recordarme cada que podía con una patadita que nunca más estaría sola.

Los meses pasaban, mi cuerpo cambiaba, yo lloraba pero siempre fuerte por mi pequeño. Sentía tanto amor, tanta esperanza, hasta que después de 40 semanas llamó a la puerta, ya estaba listo para conocerme.

Cuando te embarazas por primera vez realmente no sabes que quiere decir, no sabes cuánto amor puedes llegar a sentir por esa criaturita que está creciendo dentro de ti.

Pasadas 12 horas de labor de parto llegó al mundo mi creación, mi corazón. Escuchar su llanto por primera vez es mágico e inexplicable. Tu vida cambia por completo y aunque en ese instante darías la vida por él, por el inmenso amor que sientes cada día que pasas a su lado ese amor crece, crece y tú también creces junto a tu bebé, dejando atrás todo lo que se pudo interponer entre su felicidad.

Anuncio visto 2102 veces Modificado por última vez en Martes, 15 Marzo 2016 02:08
Inicia sesión para enviar comentarios

Artículos para Bebés

Fiestas Infantiles

Fotografía y Vídeo

Medicos

Guarderías y Escuelas

Facebook

 
 

Facebook Lactemos

Youtube