Lunes, 18 Enero 2016 20:24

PROTEGE A TU BEBÉ DEL FRÍO Destacado

Publicado por 
Valora este artículo
(1 Votar)
Como habrán notado el clima está vuelto loco aquí en Mérida, yo sé que la mayoría del tiempo es un horno pero en estas fechas hay días con mucho frío sobre todo para bebés recién nacidos. Así que encontramos una muy buena información proporcionada por el Instituto Nacional de Perinatología que nos dice cómo proteger a nuestros bebés de este frío:
 
 
Durante los primeros meses de vida, los bebés no pueden regular la temperatura de su cuerpo de manera natural. Por eso, van a necesitar ayuda de sus padres, que deben controlar que el bebé recién nacido no pase frío o calor.
 
Es común que los bebés lloren cuando tienen frío. En esta época del año, los padres deben checar los distintos síntomas de enfriamiento cuando sus bebés se ponen molestos.
 
El color pálido junto con unas venitas rojizas en el cuerpo y el fío en las manos y pies significan que el bebé está pasando frío. Cuando tienen calor, en cambio los bebés no suelen avisar. El sudor o el enrojecimiento de las mejillas son signos claros de que el bebé está acalorado.
 
-El cuidado en ambientes cerrados.
 
Cuando los padres preparan el ambiente en el que dormirá el bebé tienen que tomar ciertas precauciones. Para empezar, en la cuna no debe haber almohadas, almohadones o sábanas y frazadas pesadas. La razón es que hay que evitar cualquier objeto que pueda causar la asfixia del bebé. Recordemos que los recién nacidos son muy débiles, e incluso un peso que para nosotros es liviano para ellos puede ser inamovible.
 
La mejor opción para abrigar al bebé en la cuna sin usar sábanas son las pijamas completas de algodón o polar, ya que protegen todo el cuerpo del pequeño. Los más cómodos son aquellos que se abrochan por la entrepierna o los que tienen un cierre largo al costado, ya que permiten que los pañales se puedan cambiar fácilmente. Cuando estas pijamas cubren también las manos, hay que tener cuidado de que la ropa no se humedezca, ya que los bebés se llevan constantemente las manos a la boca. La ropa húmeda absorbe el frío más rápido y lo mantiene durante un mayor tiempo.
 
Si los padres de todas maneras quieren usar sábanas, sólo deben tapar a sus hijos hasta debajo de los brazos, y cuidando de que la sábana sea liviana y esté tirante y bien acomodada en los costados de la cuna.
 
En el caso de tener calefacción en el cuarto, es conveniente prestar atención a que el bebé no esté muy acalorado. En estos casos hay que bajar la temperatura o quitar un poco de abrigo al pequeño. En caso de ser posible, algunos especialistas recomiendan usar termómetros para medir la temperatura del cuarto, y así poder proporcionar al bebé un ambiente agradable. Una buena temperatura sería alrededor de 22 grados.
Anuncio visto 1484 veces Modificado por última vez en Lunes, 18 Enero 2016 22:25
Inicia sesión para enviar comentarios

Artículos para Bebés

Fiestas Infantiles

Fotografía y Vídeo

Medicos

Guarderías y Escuelas

Facebook

 
 

Facebook Lactemos

Youtube