Lunes, 01 Abril 2019 21:14

Circuncisión ¿sí o no? : las ventajas y desventajas. Destacado

Publicado por 
Valora este artículo
(0 votos)

¿Qué es la Circuncisión?

 

Al nacer, la mayoría de los niños tienen piel que cubre por completo o casi por completo el extremo del pene, llamada prepucio. La circuncisión elimina parte del prepucio, de modo que la punta del pene (glande) y la abertura de la uretra, a través de la cual el bebé orina, se exponen al aire. Las circuncisiones de rutina se realizan en el hospital, a los pocos días de nacido. Cuando la realiza un médico experimentado, la circuncisión tarda solo unos minutos y raramente se presentan complicaciones. Después de consultarlo con usted, su médico usará anestesia local para reducir el dolor que experimenta el bebé durante el procedimiento; el médico debe informarle con antelación sobre el tipo de anestesia que recomienda.

Ventajas:

 Reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario (UTI, por sus siglas en inglés) durante el primer año de vida. No obstante, las UTI son raras y pueden tratarse. Del mismo modo, previene infecciones bajo el prepucio, así como el prepucio apretado persistente, y evita problemas que impiden la salida del glande como la fimosis, la parafimosis y la balanitis, ya que solo aparecen con la presencia del prepucio.

Disminuye el riesgo de contraer algunas enfermedades de transmisioon sexual (ETS) en situaciones futuras. Reduce pues, la incidencia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) aproximadamente en un 40%, así como las verrugas genitales aproximadamente en un 35% y el herpes simple tipo 2 en un 30%.

Reduce el riesgo de cáncer de pene. Sin embargo, es importante saber que el cáncer de pene es muy poco frecuente (1 caso entre 100.000 hombres). Así, los hombres que no estén circuncidados no deben alarmarse: el riesgo, aunque es un poco mayor, sigue siendo muy bajo. Hoy en día sabemos que el hecho de padecer una fimosis (estrechez del orificio del prepucio, que impide la salida del glande) conlleva un riesgo más importante que padecer cáncer de pene. Por ello, es preferible para los hombres que padezcan una fimosis y se sometan a una circuncisión.

Higiene es la clave 
Según el  Dr. Jorge Álvarez urólogo del Centro de Litotricia., antes que pensar en el procedimiento quirúrgico, es necesario educar a los niños en una higiene adecuada y en su vida sexual para evitar este problema. “La higiene es una medida muy importante para prevenir las infecciones urinaria, y las inflamaciones locales del pene, prepucio, zona escrotal y todos los tejidos que componen los genitales y sus vecindades como la zona inguinal y recto”.

El galeno recomendó a los padres, que si su niño tiene frecuentes infecciones locales o urinarias, es necesario conversar el tema con especialista.

Los problemas penianos, como la irritación, la inflamación y la infección, son más frecuentes en los hombres no circuncidados. Es más fácil mantener limpio un pene circuncidado, aunque los varones sin circuncidar pueden aprender a higienizarse debajo del prepucio una vez que este puede retraerse (habitualmente, es poco tiempo antes de los 5 años). Así que no se trata de si tiene o no la circuncisión si no de enseñar a nuestros hijos a mantener una correcta higiene y de qué forma pueden hacerlo.

Desventajas:

Si bien la circuncisión parece tener algunos beneficios médicos, también conlleva riesgos posibles, como cualquier procedimiento quirúrgico. Estos riesgos son pequeños, pero debe estar al tanto de las ventajas y los problemas posibles antes de tomar una decisión. Las complicaciones de la circuncisión neonatal son poco frecuentes y ocurren entre el 0.2 % y el 3 % de los casos. Entre estas, las más frecuentes son sangrado leve e infección local, ambas fácilmente tratables por el médico. Sin embargo todo procedimiento refiere un riesgo.

Uno de los aspectos más difíciles de la decisión de realizar una circuncisión es aceptar que el procedimiento puede ser doloroso. En el pasado, no era frecuente administrar analgésicos. Sin embargo, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomienda su administración, y los estudios demuestran que la anestesia es beneficiosa para los lactantes que son circuncidados, por eso la mayoría de los médicos la usan en la actualidad

Se utilizan dos tipos principales de anestésicos locales para hacer que la intervención sea menos dolorosa para un bebé:

  1. una crema de aplicación tópica (una crema que se coloca en el pene) que surte su efecto completo después de por lo menos 20 a 40 minutos
  2. un anestésico inyectableque surte efecto en menos tiempo y cuyo efecto puede prolongarse por un período de tiempo un poco más prolongado

El dolor:

Aunque la evidencia también es clara e indica que los bebés experimentan dolor, hay varias maneras seguras y efectivas de reducir el dolor. Si el bebé nace antes de tiempo, tiene una enfermedad al nacer, tiene anormalidades congénitas o problemas de la sangre, no debe circuncidarse inmediatamente. Por ejemplo, si está presente una afección llamada hipospadias, en la que la apertura urinaria del bebé no se ha formado normalmente, su médico probablemente le recomendará que no lo circuncide al nacer. De hecho, la circuncisión debe realizarse solamente en lactantes estables y saludables. Lo cual es muy contradictorio puesto que si son estables y saludables no deberían requerir tal procedimiento, que realmente se indica como un preventivo para complicaciones con la fimosis que son muy poco frecuentes, si se lleva una higiene adecuada. La circuncisión podría ser algo que esperara en caso de ser necesario y que es igual de sencillo en un bebé que en un niño mayor, a diferencia de que se utiliza anestesia general en niños mayores, les dolerá exactamente igual, sin embargo un niño mayor podrá hablar y decir que tanto le duele y de qué forma para poder administrarle analgésicos de manera más adecuada y pasaría de ser algo preventivo a ser solo en caso de necesidad.

por desgracia muchos hombres viven con fimosis sin consultar a un especialista porque, claro, como siempre, todo asunto relacionado con genitales (sobre todo si tienen que ser vistos por razones médicas) causa vergüenza y creencias limitantes terribles. Por eso es importante tocar ese tema a lo largo de la vida de nuestros hijos para poder darle la atención cuando se requiera .

En estos casos, es imposible higienizar y surgen problemas de intenso mal olor porque los restos o escurrimientos de orina y esmegma -el sebo natural que recubre al pene- no pueden lavarse; también suele dificultarse el orinar y tener una erección puede generar una sensación de tirantez o hasta de franco dolor. Imaginen la conexión emocional que dichos hombres tiene con su pene. Casi siempre se arregla con un ligero corte y no siempre se retira todo el prepucio, sino sólo una porción para permitir que se deslice la piel de éste. Así que esto refuta la necesidad de circuncidar y eliminar el prepucio por completo cuando de ser necesario, ni siquiera le quitarían todo al niño o adulto en cuestión.

La circuncisión es algo cultural, social, religioso, y se realiza rutinariamente por la creencia de que se le hace más bien a un niño del que podría perjudicársele, sin embargo esta es una campaña más que nada publicitaria, puesto que algo que puede mantenerse en orden con higiene se quiere prevenir con un procedimiento quirúrgico y que por ende supone un riesgo por muy menor que este sea.

Circuncisión y relaciones sexuales futuras

La pérdida de la sensibilidad después de la circuncisión es algo que aún no está comprobado sin embargo lo que está comprobado es que los hombres circuncidados tienen un mayor tiempo antes de eyacular. En cuanto al orgasmo vaginal, éste es menos frecuente si su pareja es un hombre circuncidado y la relación sexual podría ser menos placentera.

En conclusión la circuncisión es un procedimiento quirúrgico que  como padres nos crea mucho estrés saber si es más beneficioso o perjudicial de lo que se dice, y estamos a expensas de confiar en el médico que elegimos, sin embargo siempre está el instinto de madre y al final nosotras somos quienes tenemos la última palabra. Es nuestra obligación informarnos bien antes de tomar una decisión final tomando en cuenta la necesidad y urgencia de un procedimiento así. Al final siempre se puede realizar si es necesario, no sientas la presión social, médica o familiar para tomar una decisión solo porque, se supone que ahora que es bebé es más sencillo.

‘Todos los padres deberíamos respetar a nuestros hijos y sus cuerpos y no ponerlos ni en un mínimo riesgo, si en ese momento no está siendo de primera necesidad y no supone una urgencia médica’’

 

Anuncio visto 1970 veces Modificado por última vez en Martes, 02 Abril 2019 16:16
Inicia sesión para enviar comentarios

Artículos para Bebés

Fiestas Infantiles

Fotografía y Vídeo

Medicos

Guarderías y Escuelas

Facebook

 
 

Facebook Lactemos

Youtube